11.8.09

This soulmates

Entre caminos abiertos, la línea contínua que no desdibuja, sino se reafirma y reconstruye lo que no ha sído, lo que posiblemente no séra.

De lo que es pensado en repitiendo una y otra vez la misma línea, ya no dibujada, esta escrita, con versos y cadencias, en almas apaciguadas por cansancios contínuos, diarios escritos, diarios momentos.

Como si fueran a contrapunto, los latidos de un corazón que no reconoce un ritmo, que se dice a sí mismo adiós y se sorprende conduciendo en carretera, alejandose de lo que teme.

Construyendose a partir de lo que teme.

La línea se dibuja punto a punto, en dirección frontal y corta de seco a la derecha, entonces desciende abruptamente y describe un parábola sesgada en horizontal, velozmente retoma la dirección y se perfila al vacio. Esta línea se detiene, inmóvida, alúcida, ignórida, amnésica y se atemoriza, entonces se describe de un lado a otro y grita, y llora y corre y se detiene y se regresa y monta en sí misma y marca en los costados. Sin borrarse a sí misma, para entonces se ve tal cual, imborrable, incorruptible, verde en profundo, en fuego cénico, entonces se ve planta eléctrica en el vacío, en el espacio, entre el tiempo de lo que fué y ha sido, dormida tierna en los brazos tibios, la luz del sol que se refleja en el rostro, un sueño que aún no se ha soñado

1 comentario:

Carlos Guzmán dijo...

Te mando un beso electronico cada que escribas asi
°3°